El extraño mantenimiento de niveles en Entrepeñas y Buendía desde el 10 de mayo

En la entrada «El trasvase de mayo, otro ridículo del MAPAMA» vaticinábamos que de los 7,5 hm³ aprobados por el MAGRAMA en mayo, la mitad se iban a quedar sin trasvasar, pues Entrepeñas y Buendía estaban en 372 hm³ y por debajo de 368 hm³ no se puede trasvasar, según la interpretación que hace el MAPAMA de la disposición adicional tercera de la Ley 10/2001, de 5 de julio, del Plan Hidrológico Nacional (en su redacción final tras el memorándum, con su disposición transitoria). Pero, sorprendentemente, cinco días después se han trasvasado estos 7,5 hm³, y los embalses se mantienen con el mismo volumen (372 hm³), a pesar de haber sido las entradas muy inferiores a las salidas. En el gráfico y la tabla mostrados a continuación, con «datos provisionales sujetos a validación» publicados en el SAIH del Tajo, se muestra claramente este comportamiento:

Evolución del volumen embalsado en Entrepeñas y Buendía (a partir de datos del SAIH del Tajo, pendientes de validación)
Evolución del volumen embalsado en Entrepeñas y Buendía (a partir de datos del SAIH del Tajo, pendientes de validación)

 

Balance de entradas y salidas en Entrepeñas y Buendía (a partir de datos del SAIH del Tajo, pendientes de validación)
Periodo Incremento (+) o descenso (-) de volumen en Entrepeñas y Buendía Entradas (aforos en Tajo, Guadiela, Guadamejud y Mayor) Trasvase Tajo en Almoguera
17/4/2017 00:00-10/5/2017 08:00 -2,11 hm³/d 0,77 hm³/d 1,59 hm³/d 1,43 hm³/d
10/5/2017 08:00-14/5/2017 22:00 0,00 hm³/d 0,81 hm³/d 1,64 hm³/d 1,42 hm³/d
14/5/2017 22:00-15/5/2017 19:00 -0,26 hm³/d 0,68 hm³/d 0,00 hm³/d 1,57 hm³/d

Antes de la publicación de la Orden Ministerial del trasvase de mayo, los niveles descendían a una media superior a los 2 hm³ diarios, consecuencia del balance entre entradas y salidas hacia el Tajo ─medidas en Almoguera─, el volumen trasvasado y las pérdidas por evaporación (no reflejadas en la tabla). Sin embargo, a partir de la aprobación de la Orden Ministerial el 10 de mayo, con condiciones similares de entradas ─los chaparrones primaverales de estos días apenas han tenido reflejo─ y salidas en los embalses, el nivel permanece constante, unos 3-4 hm³ por encima de la línea roja de no trasvase. E incluso cuando se deja de trasvasar (las salidas disminuyen drásticamente), el nivel continúa constante.

Es un comportamiento contrario a las leyes de la física y de la lógica. Pero el MAPAMA ha conseguido independizar el volumen almacenado del balance entre entradas y salidas, parando en seco el descenso continuado que se estaba produciendo, manteniendo las existencias por encima de los 368 hm³ para poder ejecutar el trasvase aprobado. No es la primera vez que se aprecian comportamientos extraños en las reservas de Entrepeñas y Buendía que favorecen la realización de trasvases; por ejemplo, en junio de 2016 se forzaron los niveles para que estuvieran durante un breve periodo de tiempo por encima de la curva de excepcionalidad hidrológica para así estar ese mes en nivel 2 (véase «El trasvase de junio y el extraño comportamiento de la cabecera del Tajo»). Quizás se hayan evitado un conflicto con el lobby trasvasista, pero a costa de incrementar la sensación de manipulación y falta de transparencia de la gestión. Sería de agradecer una explicación oficial de la evolución de los volúmenes embalsados en Entrepeñas y Buendía entre el 10 y el 14 de mayo de 2017.

Valorar

Deje una respuesta

Sea el primero en comentar

Notificación de
wpDiscuz